Hidrocefalia leve en bebés

Hidrocefalia leve en bebés

Criar a un niño con hidrocefalia

El sistema nervioso contiene un líquido llamado líquido cefalorraquídeo. El cerebro produce continuamente líquido cefalorraquídeo fresco cada día. Circula por el cerebro y la médula espinal, transportando nutrientes, eliminando impurezas y amortiguando estas delicadas estructuras.
El líquido cefalorraquídeo fluye por los ventrículos, que son zonas abiertas dentro del cerebro, a través de canales que conectan un ventrículo con otro. Finalmente, el líquido es absorbido por el torrente sanguíneo.
La mayoría de los problemas surgen de una obstrucción del flujo de líquido cefalorraquídeo o de una mala absorción. La hidrocefalia es la acumulación de demasiado líquido cefalorraquídeo en el interior de los ventrículos cuando se interrumpe la producción y absorción normales del líquido cefalorraquídeo.
La hidrocefalia suele ser un síntoma de algún otro problema, y un neurólogo y neurocirujano pediátrico puede determinar la causa. A veces la hidrocefalia se desarrolla durante el embarazo y, en otros casos, después del nacimiento.
Normalmente, los padres o el pediatra descubren la hidrocefalia cuando la cabeza del niño empieza a hincharse y agrandarse rápidamente. En algunos casos, una ecografía prenatal o una resonancia magnética pueden identificar la hidrocefalia en un feto en crecimiento.

Desarrollo del bebé con hidrocefalia

La hidrocefalia, o «agua en el cerebro», es una afección asociada a la acumulación de líquido cefalorraquídeo (LCR) en el cerebro o a su alrededor. Si no se trata, puede provocar el estiramiento del tejido cerebral, lo que afecta significativamente al crecimiento y desarrollo de su hijo.
El SSM Health Cardinal Glennon St. Louis Fetal Care Institute cuenta con uno de los equipos más experimentados del país en el tratamiento de la hidrocefalia. Estamos especialmente capacitados para diagnosticar esta afección incluso antes de que el bebé nazca, y podemos tratar a los recién nacidos mediante técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas.
La hidrocefalia suele ser congénita, es decir, los bebés nacen con ella, pero los bebés y los niños también pueden desarrollarla. No existe una causa específica de la hidrocefalia congénita. Sin embargo, puede estar relacionada con un defecto genético o ser el resultado de otro trastorno, como la espina bífida o el encefalocele (protuberancias en forma de saco en el cerebro).
La hidrocefalia suele detectarse mediante una ecografía prenatal entre las semanas 15 y 35 de gestación. Nuestros especialistas pueden confirmar este diagnóstico con un examen de resonancia magnética fetal, que proporciona imágenes más detalladas del cerebro.

¿sobreviven los bebés con hidrocefalia?

Zachary Wright *Departamento de Neurocirugía, Medical University of South Carolina, Charleston, SCThomas W. Larrew *Departamento de Neurocirugía, Medical University of South Carolina, Charleston, SCRamin Eskandari *Departamento de Neurocirugía, Medical University of South Carolina, Charleston, SC
Inicie sesión a través de su instituciónSi su organización utiliza OpenAthens, puede iniciar sesión con su nombre de usuario y contraseña de OpenAthens. Para comprobar si su institución es compatible, consulte esta lista. Póngase en contacto con su biblioteca para obtener más detalles.Comprar accesoPuede comprar el acceso a este artículo. Para ello, deberá crear una cuenta si aún no la tiene.
Gracias por su interés en difundir la Academia Americana de Pediatría.NOTA: Sólo solicitamos su dirección de correo electrónico para que la persona a la que recomienda la página sepa que usted quería que la viera, y que no es correo basura. No capturamos ninguna dirección de correo electrónico.

Cómo prevenir la hidrocefalia en el embarazo

Acerca de la hidrocefalia pediátricaLa hidrocefalia es una afección resultante de un exceso de líquido cefalorraquídeo en el cerebro. Es uno de los trastornos cerebrales más comunes en la infancia; 1 de cada 500 bebés en Estados Unidos nace con hidrocefalia, y cada año otros 6.000 niños la desarrollan antes de cumplir los 2 años.
La palabra «hidrocefalia» es una fusión de las palabras griegas «agua» y «cabeza». El «agua» se refiere al líquido cefalorraquídeo (LCR) transparente y acuoso que normalmente nutre, mantiene y protege el cerebro. Cuando se impide el flujo o el drenaje de ese líquido, o cuando el cerebro produce demasiado, la acumulación de presión resultante puede tanto agrandar la cabeza de un bebé como ejercer presión sobre el tejido cerebral sensible. Hace unas décadas, un diagnóstico de hidrocefalia podía ser grave. Hoy en día, si se diagnostica correctamente, la enfermedad es bastante tratable.
El sistema nervioso central (SNC), compuesto por el cerebro y la médula espinal, es el principal centro de mando del cuerpo humano. Es una formación asombrosamente sensible que permite nuestras percepciones, movimientos voluntarios e involuntarios, sentimientos y pensamientos. Uno de sus sistemas esenciales de apoyo, análogo a la fontanería, se llama sistema ventricular. Al circular por una red de cavernas huecas, o ventrículos, el LCR transporta el alimento al cerebro y retira los desechos del mismo. El cerebro también flota en una fina capa de LCR, que lo rodea dentro del cráneo y la columna vertebral y lo protege de los impactos y la presión de su propio peso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad