Calentadores de gas para bebés

Calentadores de gas para bebés

Calefacción para el bebé

No es fácil dejar al bebé solo en la guardería en una fría noche de invierno. Los adultos tenemos varias opciones a la hora de elegir una calefacción. Pero todos los tipos de calefacción no son seguros para el bebé.
Por tanto, son los padres los que tienen que usar su mejor criterio para asegurarse de que el bebé está caliente y seguro. Sin embargo, no es tan fácil como parece. A la madre le surgen infinidad de preguntas cuando intenta buscar opciones para mantener al bebé caliente. En este artículo hemos presentado una serie de formas seguras (aparte de los calefactores) para mantener al bebé caliente.
La ubicación de la habitación en la parte más cálida o más fría de la casa, el ajuste del termostato, el tamaño de la habitación, las ventanas y puertas con corrientes de aire, el aislamiento de la casa y la ropa del bebé son algunas de las cosas que hay que tener en cuenta antes de fijar la temperatura. Por último, si los padres utilizan por primera vez un calefactor en la habitación del bebé, deben comprobarlo a intervalos regulares para asegurarse de que no tiene demasiado calor. Estas son algunas de las cosas que pueden hacer que un calefactor en la habitación del bebé sea peligroso.

Pantalla del calentador de gas

El clima frío hace que los padres tomen todo tipo de precauciones para mantener a sus bebés y niños seguros y calientes. Y una de estas precauciones es el uso de calefactores y sopladores de ambiente para obtener ese calor y confort extra. Pero, ¿los calefactores son seguros para los bebés? La respuesta es que no siempre. Sí, es cierto que algunos tipos de calefactores y ventiladores pueden resultar seguros para su uso cerca de los bebés, pero la mayoría son perjudiciales para ellos. Para entender mejor esta respuesta y resolver tus dudas, puedes consultar la información que te ofrecemos a continuación.
Lo primero que hay que recordar es que los calefactores tienden a absorber la humedad del aire y aumentan la sequedad en la habitación. Esto puede provocar la sequedad de las fosas nasales en los bebés y, por tanto, el sangrado. Además, provocan sequedad, picor y descamación de la piel, ya que la de los bebés es más frágil que la de los adultos.    A continuación se indican algunas formas de evitarlo:
Los calefactores tienden a calentar las habitaciones y, si el bebé lleva ropa de abrigo, esto puede provocar calor adicional y, por tanto, asfixia.    El bebé puede tener dificultades para respirar, lo que puede acarrear más problemas. Sigue los puntos indicados para evitar o minimizar esta situación:

¿es seguro el calentador de gas?

El clima frío hace que los padres tomen todo tipo de precauciones para mantener a sus bebés y niños seguros y calientes. Y una de estas precauciones es el uso de calefactores y sopladores de ambiente para obtener ese calor y confort extra. Pero, ¿son seguros los calefactores para los bebés? La respuesta es que no siempre. Sí, es cierto que algunos tipos de calefactores y ventiladores pueden resultar seguros para su uso cerca de los bebés, pero la mayoría son perjudiciales para ellos. Para entender mejor esta respuesta y resolver tus dudas, puedes consultar la información que te ofrecemos a continuación.
Lo primero que hay que recordar es que los calefactores tienden a absorber la humedad del aire y aumentan la sequedad en la habitación. Esto puede provocar la sequedad de las fosas nasales en los bebés y, por tanto, el sangrado. Además, provocan sequedad, picor y descamación de la piel, ya que la de los bebés es más frágil que la de los adultos.    A continuación se indican algunas formas de evitarlo:
Los calefactores tienden a calentar las habitaciones y, si el bebé lleva ropa de abrigo, esto puede provocar calor adicional y, por tanto, asfixia.    El bebé puede tener dificultades para respirar, lo que puede acarrear más problemas. Sigue los puntos indicados para evitar o minimizar esta situación:

Calentadores de gas sin chimenea

Este artículo ha sido redactado por la Dra. Laura Marusinec. La Dra. Marusinec es una pediatra certificada en el Hospital Infantil de Wisconsin, donde forma parte del Consejo de Práctica Clínica. Se doctoró en la Facultad de Medicina del Medical College of Wisconsin en 1995 y completó su residencia en Pediatría en el Medical College of Wisconsin en 1998. Es miembro de la American Medical Writers Association y de la Society for Pediatric Urgent Care.
A los bebés les cuesta regular su temperatura interna, por lo que es importante ayudar a mantener sus habitaciones agradables y cálidas, especialmente durante el invierno. Puedes ayudar a elevar la temperatura utilizando electrodomésticos, la naturaleza y un buen aislamiento. Sólo recuerda vigilar la temperatura de la habitación para que no se caliente demasiado.
Este artículo ha sido redactado por la doctora Laura Marusinec. La Dra. Marusinec es pediatra certificada en el Hospital Infantil de Wisconsin, donde forma parte del Consejo de Práctica Clínica. Se doctoró en la Facultad de Medicina del Medical College of Wisconsin en 1995 y completó su residencia en Pediatría en el Medical College of Wisconsin en 1998. Es miembro de la American Medical Writers Association y de la Society for Pediatric Urgent Care. Este artículo ha sido visto 36.443 veces.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad